Parece que a esta chica le atraen las alturas. Ya en “Titanic” da un poco de nervio la escena en que ella y Leonardo di Caprio en su papel de Jack se paran en la proa del barco para darse un voto de confianza y el primer beso, mientras el viento sopla por sobre sus cabezas.

Esta vez Kate Winslet se eleva por los cielos de Nueva York y es inmortalizada a través del lente de Peter Lindbergh. Me pregunto si en verdad estuvo ahí o es una imagen retocada. En todo caso, buena portada.

Anuncios