Cada año me doy el gusto y el tiempo de mirar quiénes fueron los ganadores de los Cannes Lions, que otorga un premio a las mejores campañas de publicidad del mundo en diferentes categorías.

Realmente es impresionante cuánta creatividad puede haber detrás de estas campañas. Tanto que esa posición de ponerse un poco a la defensiva que toma uno cuando tratan de venderle o convencerle de algo, se olvida cuando se está frente a una idea original y entretenida, que apela a lo bueno y positivo de lo que nos rodea.

Imagínate: estás en una estación de trenes o en un aeropuerto repleto de gente y de repente comienza a sonar música por los parlantes y en poco tiempo 350 personas alrededor tuyo se ponen a hacer una coreografía increíble. ¿Qué haces? Seguro tomas alguna fotos con tu celular, o mandas un mensaje o haces una pequeña filmación. Justamente esta fue la idea de T-Mobile con esta campaña en la estación de trenes de Liverpool. Lograr que la gente hablara sobre este evento y sobre la empresa.

UNIQLO se llevó un premio por su campaña Tokio Fashion Map, que muestra como personas en Tokio se traspasan de un lugar a otro una parka o un polerón de la marca. Con fotos y videos de Streetstyle y una atractiva página web lograron aumentan las ventas de este producto. Puedes ir directo a la página desde aquí.

La empresa de productos para la limpieza Clorox se propuso limpiar a gran escala un túnel de San Francisco con ayuda del artista Paul “Moose” Curtis, que se dedica a hacer graffitis inversos, o sea, en vez de pintar, decolorar y limpiar la superficie. La campaña se llamó The Reverse Graffiti Project.

Anuncios