He aprendido la lección. Nunca más me cerraré a la idea de tener sólo UN diseñador favorito, para luego de mirar y admirar todos sus modelos, saberse la vida y seguirle los pasos por cuanto fashion show posible, venga una crisis económica y arrase con todo.

La desaparición de la casa de modas francesa Christian Lacroix es una pérdida para la alta costura. Luego de 22 años de existencia y una trayectoria de logros y momentos críticos, se termina la historia. Lamentablemente las ventas bajaron tanto en el último tiempo que no les quedó otra que declararse en bancarrota (habrá alguna ganga de la marca por ahí?).

Faltarán los colores, la excentricidad, la sofisticación y el lujo que cada una de las piezas de Lacroix, creador de le pouf (falda inflada tipo cojín),  irradiaba por la pasarela cada año. Realmente una pena. Quizás aun tenemos la suerte de ver una pequeña muestra a tono de despedida durante la temporada de Haute Couture en julio.

Un retrospectiva en fotos de su carrera como diseñador vía Guardian. Aquí mi propia selección de sus colecciones (fotos de Vogue.com).

Colección otoño invierno 2002/03

Colección otoño invierno 2005/06

 

Colección primavera verano 2007

Colección otoño invierno 2008/09

Anuncios