Por estos días en que me he convertido en una víctima más de los resfríos debido al cambio de estación, me he puesto a reflexionar -como es casi obvio- acerca de lo importante que es la salud. Con la cara pálida y el pelo sin lavar me miro en el espejo y me pregunto ¿no es acaso la belleza natural la que más vale la pena cuidar? Al fin y al cabo, no hemos venido al mundo con maquillaje ni ropa puesta y no nos iremos de él con ellos tampoco.

Es por eso que me pareció digna de destacar la iniciativa del fotógrafo Peter Lindbergh, quien convenció entre otras a Sophie Marceau, Eva Herzigova y Monica Bellucci a ser fotografiadas con la cara lavada para la revista Elle (versión francesa), en la editorial “Estrellas sin maquillaje”. Un experimento del que ni ellas mismas estaban seguras, pero que dio como resultado fotos naturales donde se puede ser puede ver lo linda que son estas mujeres, aun sin pintura enla cara.

No todas las mujeres tienen la valentía de mostrarse tal cual son, pero lo cierto es que la belleza natural puede ser más convincente y atractiva, siempre y cuando vaya acompañada de la salud que necesita. El mejor accesorio: la sonrisa.

Sí, la sonrisa que adoptaron algunas modelos durante el último desfile de Anna Sui parecía como fuera de lugar entre tanta seriedad y cara triste, pero ¿no es acaso refrescante y nos hace sentir bien y saludables?  En ese caso me alegro que sonreir forme parte del nuevo lenguaje del cuerpo.

Anuncios