Comienza una nueva temporada y con ello el cambio de ropa en nuestro closet. Esta es una buena oportunidad para reordenar y volver a utilizar los espacios con mayor eficiencia. Aquí un par de sugerencias:

. Aquellas prendas que usas regularmente deben estar a la vista inmediata y ser de fácil acceso.

. Las prendas que sólo sirven para una determinada época del año, como abrigos gruesos o gorros es mejor guardarlos en una maleta o en un closet aparte. Aplica la técnica 1×1. Por cada cosa que te compres, una que regalas, donas o botas.

. Para colgar son: blusas, faldas, chaquetas, blazer, trajes y vestidos. Los pantalones se pueden organizar en colgadores especiales de más de una barra, donde pueden ir dos o tres juntos. Para una mejor vista organizar estas prendas según el largo. Si es posible instalar dos barras a distinta altura. La más alta será para los vestidos y los abrigos largos.

. Poleras, sweaters y pijamas deben ir en una tabla con fondo y no ocupar todo el espacio hasta topar arriba, para poder así levantar las prendas y sacar la que se quiere ocupar sin problema.

. Para prendas pequeñas como medias o pañuelos es mejor usar cajones casi planos, no muy altos. Esos que traen divisiones son los más indicados.

. Zapatos: lo mejor es colocarlos en cajas (no mucho más grande que el zapato). Para saber qué par de zapato va en cada caja, toma una foto y pégala en la parte delantera de la caja.

. Para las carteras es mejor usar un colgador múltiple, donde quepan varias. Los cinturones puedes colgarlos desde la hebilla a un gancho que vaya colgados de la barra  o bien enrollarlos y meternos en una caja con divisiones.

Anuncios