Existe una época del año (quizás dos: otoño y primavera) en que de nada sirve mirar el anuncio del Tiempo para el próximo día, porque aunque nos digan que estará despejado, puede ser que a media tarde el cielo se tape, corra viento y hasta caigan algunas gotas, para luego volver a abrirse y dejar pasar rayos semi-calientes de sol. En esos momentos, es difícil saber cómo vestirse y decidir con qué salir de la casa.  

Esto sin duda no fue lo que inspiró a Thomas Burberry a inventar la gabardina en 1880, una tela transpirable e impermeable al mismo tiempo y precursora del Trench coat o Gabardina. Pero aquella invención sería a partir de entonces uno de los íconos más perdurables en la historia de la moda y una de las prendas más prácticas, a mi modo de ver, especial para enfrentar estas épocas de frío-calor, lluvia-sequedad.

Más de la historia hay en Fashion Net World. Y para chequear algunos modelos, más baratos que el de Burberry, aquí están las propuestas de Mango, Esprit y Tacklers

Anuncios