Al parecer la tendencia del “animal print” seguirá presente este invierno. Bien por el vestido de Zara que me compré hace tiempo y que se puede usar también en el frío con un jersey de cuello alto y botas.

A estas alturas, vestirse con la piel de un leopardo, cebra o cocodrilo ya no es, como antiguamente, algo digno de ser admirado públicamente ni el trofeo por haber cazado al animal que traería abrigo y comida.

Hoy en día repudiamos el uso de pieles de animales en la moda, por lo que la imitación de éstas a través de pieles sintéticas e impresos en telas parece ser la única alternativa. El toque animal para este invierno 2009 lo vimos en Nueva York en las colecciones de Donna Karan (zapatos), quien prometió que no volvería a usar pieles de animales en sus diseños, y en otros como Temperley London y Diane von Fürstenberg.

 

Anuncios