Si por estos días o meses se te ocurre visitar Alemania (aunque no lo recomiendo en esta época por el frío), te darás cuenta de que al menos una de cada 10 mujeres (ok, quizás 20 o 30), tiene una cartera de la marca George Gina & Lucy.

Esta marca nació el 2006  en una desconocida ciudad alemana casi “de la nada” y en poco tiempo ha alcanzado en ese país niveles altos de popularidad, principalmente por los diseños, colores y estilo juvenil pero de gran calidad de sus carteras y bolsos. Poco ha poco se ha empezado a multiplicar “el fenómeno” en otros países de Europa.

Los creadores son un matrimonio y un amigo de éste, quienes tuvieron la idea de crear una cartera trendy, práctica, lavable y relativamente económica (50 hasta 100 euros). Mandaron a producir 1500 carteras a China y con contactos lograron ponerlas a la venta en 10 boutiques. Después de pocas semanas las carteras se habían agotado y luego de tres meses se vendían en Ebay por el doble del precio.

Nadie sabe realmente quién se esconde detrás de esta empresa, porque sus creadores quieren mantener el anonimato al máximo. Las malas lenguas hacen correr rumores acerca de la historia de George Gina & Lucy, ya que tampoco se sabe de dónde vino el nombre. Mientras tanto, las ventas crecen y crecen.

Fotos: Sitio web George Gina & Lucy

Anuncios