A medida que pasan los años me he puesto más exigente al momento de comprarme algo. Hoy en día no sólo me fijo en que la relación precio/calidad sea la mejor que encuentro, sino también en cosas cómo el compromiso social y ambiental de la empresa o casa de moda en cuestión.

Además de eso, cuando estoy en una tienda y me decido a comprar algo, lo primero que miro son los materiales de los cuáles están hechas las prendas, favoreciendo las fibras textiles naturales a las artificiales (por lo menos que tengan un alto porcentaje de las primeras).

Duró un tiempo hasta que me convencí que mirar las etiquetas de la ropa puede determinar mi decisión de compra y evitar que lo barato al final me salga caro, porque hay ciertos materiales que mi piel no tolera o me hacen transpirar como enferma (como el poliester).

Muchas veces no sabemos de dónde vienes determinados materiales o fibras, por lo que me decidí a buscar una descripción de aquellos en Internet y encontré esta página. Vale la pena leerlo!

Anuncios