Todo clóset está compuesto de cosas que nos gustan y usamos mucho, de otras que sólo usamos en ocasiones especiales y de algunas cosas que no usamos para nada pero de las que por alguna u otra razón no queremos desprendernos (seguro nuestro sweater favorito que esperamos con ilusión que algún día vuelva a estar de moda).

Sobre los básicos se habla mucho: que la polera blanca, el pantalón negro, el blazer y el vestido semi elegante, etcétera, etcétera… Considerando que en cada temporada vienen nuevos colores, modelos, cortes y accesorios, y que es necesaria una cantidad considerable de dinero para tenerlo todo y renovar cada vez , lo de los básicos tiene en realidad mucho sentido.

Pero si bien es cierto que armarse una lista de básicos o indispensables es siempre útil, a partir de ahí lo interesante es crear y armar el propio estilo. Para eso un par de ideas para que el básico no sea sinónimo de aburrido:

– elige colores que no te hagan ver pálida ni sin brillo. Cada vez que compres algo (sobre todo las partes de arriba) acércalo a tu cara y piensa si ese es un color que te aviva o simplemente te hace parecer enferma. Prueba con diferentes tonalidades y géneros.

– no importa si tienes un pantalón verde, morado o negro. Lo importante es que puedas combinarlo con al menos tres cosas diferentes en la parte de arriba y ojalá para diferentes ocasiones (casual, de noche, semi-elegante)

– descubre cuál son los mejores cortes y telas para ti, cuáles te hacen sentir bien y cuáles te hacen ver mejor de acuerdo a tu tipo de cuerpo. Esto pasa por hacer el duelo de aceptar que por ejemplo no es posible para ti usar esos jeans que te encantaron, pero que simplemente no están hechos para ti (yo hace tiempo que hice el duelo con los Levi´s)

– el principio de los colores vale también para los accesorios. Estos deben tener cierta correspondencia con tu porte. No es que no sea posible usar collares o pulseras de diferentes tamaños, pero los accesorios muy finos se verán mejor en una persona delgada y no muy alta, mientras que para alguien de cuerpo más robusto los accesorios de tamaño medio a grande favorecen más.

Anuncios