Una de las (muchas) cosas buenas que tiene Santiago, es que existen muchos lugares donde ir de compras. Lo difícil es decidir a dónde, sobre todo cuando no tenemos mucho tiempo para dedicarle. En este caso, los shoppings malls repartidos por toda la capital no son lo más lindo pero parecen lo más indicado, porque encuentras casi de todo: desde las marcas más conocidas hasta pequeños locales con artículos y prendas originales.

Providencia ofrece variedad en estilos y precios (galería Drugstore, Dos Caracoles, alrededores del Mercado, Nostalgic), es entretenido de recorrer, además que siempre va a ser más agradable la luz natural a la luz artificial de los malls (que me irrita los ojos y hace el vitrineo muy desagradable).

Últimamente hay una explosión de tiendas en el centro de Santiago, como en la calle Merced (Hall Central entre otros), las que se suman a las que ya existen en los alrededores del Cerro Santa Lucía y el Museo de Bellas Artes.

Más hacia el noroeste encontramos Bellavista y Patronato, especial para buscar ofertas o comprar al por mayor. En la zona están también los depósitos de fábrica de algunas marcas como Marie Claire.

Y cuando se trata de mirar un poco de exclusividad para sacar ideas o de vez en cuando hacer una inversión, es también buena idea dedicar una mañana de sábado a recorrer Vitacura (Alonso de Córdova, Lo Castillo, Candelaria Goyenechea).

Anuncios