betty-la-fea-chico¿Qué hace que las mujeres se vistan como se visten? o mejor dicho, ¿qué hace que se vistan como en verdad no quieren hacerlo?

La decisión de atreverse a probar un estilo nuevo y no arrepentirse a mitad de camino pareciera tener éxito sólo en ocasiones especiales, como en el caso cuando no salimos muy bien paradas de una relación y estamos en proceso de reafirmarnos en nuestra autoestima o cuando nuestro ánimo y actitud interior ante la vida no se corresponden con lo que hay en nuestro clóset. A veces la invitación a un matrimonio o a una fiesta nos impulsan a entrar a esa tienda que siempre nos gustó pero donde sólo hay ropa para usar “una vez”.

Yo diría que no importa el motivo por el cual cambiemos de vez en cuando el estilo y nos atrevamos a usar esos zapatos de color chillón o a maquillarnos más de la cuenta, siempre y cuando nos veamos bien y esto sea el reflejo de lo que queremos expresar.

Si nos sentimos cómodas o no es relativo. Seguro al principio será raro y nos sentiremos ridículas, pero de todas maneras hay que persistir y hacer la prueba. Seguro recibiremos comentarios positivos que no esperábamos (y de gente que no esperábamos!) y por un momento nos sentiremos bien, bonitas y atractivas.

¿Y no es esta una sensación increíble?

Anuncios